Boda

¿Es grosero saltarse la ceremonia y asistir a la recepción de la boda?

¿Es grosero saltarse la ceremonia y asistir a la recepción de la boda?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Se ha pensado y cuidado tanto en compilar la lista perfecta de invitados a la boda, ese grupo central de amigos de toda la vida y familiares cercanos que son cruciales para la celebración de su matrimonio, y puede ser frustrante (e incluso hiriente) sentir que se preocupan más por el fiesta que los votos que tú y tu pareja se hacen el uno al otro. Entonces, ¿qué debe hacer una novia cuando los miembros de la familia están tratando de llamar por teléfono para asistir a la ceremonia, pero prometen aparecer una vez que la hora del cóctel esté en marcha? Nuestros expertos están aquí para evaluar cómo manejar a los posibles invitados ausentes.

Todos hemos estado allí: llegas a una ceremonia de boda, listo para ver a tus seres queridos casarse, y en lugar de emocional y dulce, es demasiado largo, difícil de escuchar o difícil de seguir. Para cuando llegue el primer beso (¡45 minutos después!), Estás listo para una copa de champán y quizás te preguntes si fue buena idea ir a la ceremonia. La respuesta corta es sí. Las recepciones pueden ser más divertidas que las ceremonias, pero la ceremonia es el evento principal y ver a dos personas comprometerse entre sí es la razón por la que está aquí, por lo que su asistencia como testigo de sus votos es su boleto para la fiesta. Por supuesto, eso no significa que sus seres queridos no necesiten que se lo recuerden.

Ya sea que sean amigos, familiares o compañeros de trabajo, cualquier invitado que elija saltarse la ceremonia pero que esté allí para la recepción no solo será grosero: están rompiendo una regla de etiqueta importante. Al saltarse la ceremonia, un invitado sugiere a la pareja y a los anfitriones del evento que están más que felices de permitirle gastar grandes cantidades de dinero para entretenerlos durante la noche, pero no pueden molestarse en sentarse a hacer un pequeño ritual para ir allí. ¡Es suficiente para hacerte preguntarte por qué se agregaron a la lista de invitados en primer lugar!

Si escuchas rumores de que alguien en tu lista de invitados está pensando en aparecer más tarde justo a tiempo para aperitivos y cócteles especiales, acércate de frente. Recuerde al invitado en cuestión que su asistencia a sus nupcias es sumamente importante y que desea saber que cuenta con su apoyo y amor mientras intercambia votos con su S.O. Es fácil para los huéspedes sentirse como uno de los 100 cuando la lista completa de invitados está en una habitación, y pueden pensar que no notarán su ausencia, por lo que un empujón sutil dejará en claro que estaría totalmente devastado si encontrara después del hecho, que no habían estado allí cuando su oficiante preguntó a todos los reunidos si los apoyarían a los dos en su matrimonio.

También es una buena idea preguntar por qué el invitado en cuestión estaba pensando en saltarse la ceremonia. ¿Está lejos de su lugar de recepción que está en el hotel donde tiene un bloque de habitaciones? Considere proporcionar transporte para llevar a sus invitados del hotel a la iglesia y viceversa. ¿Hay una brecha significativa entre la ceremonia y la recepción, lo que significa que los invitados se enredarán a las 11 a.m. y luego esperarán con ropa formal hasta las 5? Proporcione sugerencias para el entretenimiento de la tarde o organice una salida para que los invitados puedan participar.

Cuando todo esté dicho y hecho, recuerde que no puede controlar las acciones de los demás. Si ha enfatizado cuán importante es su presencia en la ceremonia para usted y su pareja, ha hecho todo lo posible. Todo lo que puede hacer es esperar que se den cuenta de lo que es un hito importante para usted y que aparezcan como parte de él.